23/01/2011

Pinta dominical

Es mentira. Siempre hay tiempo para aprovechar mas la vida. Es nuestra inconformidad cotidiana la que nos maquilla el reloj. Primera persona. Es mi miedo a la soledad, a esa insolente, es mi taquicardia en hora pico dominical, es mi tiempo muerto directamente proporcional a mis ganas de comerme el mundo. Tuve que sentarme a escribir y escupir las palabras, desde lo más profundo y arrancando un pedazo mi alma, la violeta, la de siempre. Moveré más la cabeza, hacia arriba y hacia abajo, dormiré con las ventana abierta, esperando el primer rayito de luz, y asi, seguir enloqueciendo y escuchando el más ruidoso de los silencios.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

plop

Inumea dijo...

Volviste.


Tres abrazos.

fgiucich dijo...

Hay que seguir para adelante, cueste lo que cueste. Abrazos.

Gise dijo...

Aquí tanto tiempo después...

Abrazos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Llevo un tiempo apartado de hacer visitas a los amigos. Poco a poco me volveré a poner al día. Ten un buen inicio de semana.

Saludos y un abrazo.

Jorge Ampuero dijo...

A veces es mejor el silencio tanto para escuchar como para decirlo todo.

Saluditos :)

MaLena Ezcurra dijo...

Maravillosa tu palabra, me hace bien, me dan ganas de abrir las ventanas.

Sos maga!


M.