4/05/2010

Se busca

Hay momentos en que la cabeza está en blanco. Yo prefiero esos momentos en los que la cabeza está en un naranja con rayitos rojos, o puntitos azules. En esos momentos en los que la cabeza está irremediablemente feliz. No entiendo, disculparán la ignorancia, pero en realidad me cuesta entender al tipo de personajes que dicen que se aburrirían de estar felices y que todo fuera perfecto.  Deben vivir en esos días planos de cabeza color marrón con lineas más marrones.

Prefiero también esos momentos en los que la cabeza está en verde. ¿qué piensas? - En amarte, tengo la cabeza en verde. En dedicarte cada mañana del día, tengo la cabeza en verde. En quedarme contigo atravesando los días, tengo la cabeza en verde. En ti, en tu cabeza y cada una de tus palabras, tengo la cabeza verde.




6 comentarios:

fgiucich dijo...

Ya la encontrarás de vuelta y llena de colores. Abrazos.

Clo dijo...

si todo es perfecto, cómo lo notarías? puedes saber que eres feliz si no existe para ti la infelicidad?
yo me aburriría de que todo sea perfecto... perfectamente rutinario, je

soy "gente de mierda"........ uff

Fuen dijo...

Yo tambien seria de esa gente "de mierda"
Cuando todo es perfecto dejas de darte cuenta de esa perfección
los problemas te hacen crecer
y son necesarios
hacen todo más emocionante.
solo imaginalo un instante.

Afrodita dijo...

es q la perfección no dura para siempre y puedes diferenciarla de lo demás porque justamente antes de llegar a tenerla, haz pasado por muchas otras situaciones no tan felices y coloridas, no se es justamente una gente de mierda, además me rehuso a creer q la gente no ame esos momentos cuando los logra tner entre manos, entre mentes...

q mal empeñar la cabeza, andá sacala, pero rápido!! que de pronto se te vence el recibo y que haces después sin ella?? ¿ah?, quizás hasta llega uno muy interesado y te la roba, uno cualquiera ... anda y la pintamos de verde o la rayamos y le colocamos puntos y espirales... lo q quieras

Gise dijo...

Encontramos lo perdido?

anabelle dijo...

clementine. cuando nos volvemos a ver?